Hargassner y los depósitos de inercia

Solo necesario con leña

Puffer_ganz

La finalidad principal de un depósito de inercia, es la de acumular energía térmica procedente de la caldera. Los motivos para acumular esta energía pueden ser varios, como por ejemplo que el edificio requiera de manera puntual grandes demandas térmicas, que la caldera esté sobredimensionada, que la caldera no pueda modular o adaptarse a la demanda térmica del momento, o que se reduzca la potencia de la caldera y produzca y almacene por ejemplo, durante la noche una parte de la energía que hiciera falta durante el día.

Las calderas de pellets y astillas Hargassner no suelen requerir la instalación de un depósito de inercia, ya que tienen la capacidad de adaptarse a la demanda térmica del momento gracias a su capacidad de modulación real entre el 100-30% de su capacidad. Esto lo pueden hacer en todo el rango de modulación de manera eficiente, manteniendo sus excelentes valores de rendimientos y emisiones.

Las calderas de Hargassner consiguen este tipo de modulación gracias a su sofisticado control, al material refractario (que permite unas altas temperaturas de combustión incluso a bajas potencias), y a la sonda Lambda (que indica a la caldera la cantidad de combustible a emplear en base a su calidad). Evidentemente, es importante no instalar una caldera sobredimensionada.

En las calderas de leña, sí que es necesario instalar un depósito de inercia, ya que es la única forma de poder suministrar calor estando la caldera descargada o apagada. También es necesario ya que es una forma de poder acumular el calor sobrante de la caldera. Esto asegura un máximo confort al cliente y una eficiente combustión, traduciéndose en un importante ahorro de combustible.

Dimensionado de los depósitos de inercia:

En el caso de que fuera necesario instalar un depósito de inercia, es importante dimensionarlo de manera correcta.

  • Calderas de pellets y astillas: en general 20 – 30 l de volumen de inercia por kW instalado.
  • Calderas de leña: en este caso depende del tipo de leña a emplear y el volumen de carga de la caldera. El tamaño del depósito de inercia no vendrá determinado por la potencia de la caldera.

HV20-30: se recomiendan 2000-3000 l.

HV40-60: se recomiendan 3000-4000 l.

MV35-49: se recomiendan 5000 l.

Estas indicaciones se basan en la experiencia de Hargassner y no tienen por qué ser aplicables a otros fabricantes.

banner-hargassner-fuego