¿Qué tipo de caldera se ajusta más a mis necesidades?

Calderas-Hargassner

Ya sea para tu vivienda o para tu negocio, en las siguientes líneas te damos las directrices para que escojas la caldera de biomasa que mejor se adapte a tus necesidades.

Granjas y explotaciones de animales: la gama ECO de Hargasssner

Bien usando astilla con la caldera ECO-HK o bien mediante pellets en la ECO-PK, la gama ECO de Hargassner es la mejor opción para este tipo de instalaciones.

Suministrar calor a los edificios y naves que conforman este tipo de industria agraria es fundamental para que los animales estén en las mejores condiciones, sobre todo el invierno. Por eso la gama de calderas ECO de Hargassner es una gran alternativa a los combustibles fósiles tradicionales.

Además, lo más normal es que la biomasa sea abundante en los alrededores de estas granjas, lo que se traduce en una ventaja al reducir los costes de transporte al utilizar material renovable autóctono.

Comunidades de vecinos: calderas ECO PK

Como comentábamos hace unas semanas en nuestro blog, la biomasa está siendo cada vez más importante en la rehabilitación de edificios. Muchas de estas rehabilitaciones están siendo bloques de edificios donde las comunidades de vecinos han apostado por la biomasa como fuente alternativa a las calderas de gas o gasoil.

Comodidad, modernidad y ahorro energético son algunas de las ventajas de la biomasa en las comunidades de vecinos. Unas calderas que se adaptan a las mil maravillas a las necesidades de este tipo de edificios son las de la gama ECO – PK de Hargassner. Abastecidas mediante pellets, nuestras las calderas ECO – PK son ideales para grandes consumos energéticos.

Colegios e institutos, residencias y centros de día – Gama ECO de Hargassner

Las residencias para ancianos y centros de día suelen ser grandes edificaciones donde la calefacción y agua caliente son básicos en el día a día. Por eso es fundamental que la sala de calderas esté dotada de la suficiente potencia y capacidad para abastecer estas necesidades.

Lo mismo ocurre con los colegios e institutos. Son muchas las aulas y espacios comunes que hay que calentar, sobre todo en los meses de otoño e invierno, por eso es necesario que la caldera genera un importante nivel de energía.

La gama de calderas ECO – PK y ECO – HK de Hargassner, que funcionan con pellets y astilla respectivamente, cumple con las exigencias energéticas de estas edificaciones.

Casa rural: astilla ECO – HK, calderas de leña y multicombustible

Si tu negocio es una casa rural, la biomasa ha de ser tu método de generación de energía. En nuestro blog hemos hablamos multitud de ocasiones de las ventajas de la biomasa para el turismo sostenible ya que forman una dupla perfecta.

Consiguen reducir uno de los principales gastos del negocio, como es el de la energía, utilizando materiales naturales y muchas veces recogidos y reutilizados de zonas cercanas, lo que también ayuda al empleo local.

Dependiendo de dónde esté situada casa rural, de su demanda energética y de su espacio para la instalación se optará por un combustible u otro. La gama de calderas de astilla ECO – HK es una buena opción, pero también hay otras alternativas como las calderas de leña (HV 20-60 kW o MV 35 – 49 kW) o las que combinan multicombustibles.

Viviendas unifamiliares: Nano PK

Si tienes una vivienda unifamiliar la caldera Nano – PK es ideal para ti. Gracias a su pequeño tamaño no necesita una amplia sala de calderas, se ajusta a cualquier espacio ya que es posible pegarla a pared por la parte trasera y por los laterales. Además es muy práctica, ya que todas las conexiones y las labores de mantenimiento se realizan por la parte de arriba de la caldera.

Sistema de cascada, cuando la demanda térmica muy variable

Por último, Hargassner tiene un tipo de instalación especialmente diseñada para edificios donde la demanda térmica sea muy variable.

Por ejemplo, puede ser buena opción instalar calderas en cascada en colegios, institutos, industrias, comunidades de vecinos, grandes hoteles, etc. ¿Y por qué? Porque suelen tener demandas de energía muy discontinuas durante el día o durante el año.

Si tomamos como ejemplo una comunidad de vecinos, veremos que es a primera hora de la mañana donde las calderas funcionan a máximo rendimiento y es posible, dentro del sistema de cascada, necesitar más de una para abastecer toda la demanda.

Otro caso es el de los colegios e institutos, donde durante los meses de primavera y verano no se usa o se utiliza muy poco la sala de calderas y con usar una puede bastar. Sin embargo en invierno, el sistema de cascada garantizará el abastecimiento energético utilizando varias calderas.

Related post

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies