La modulación de las calderas Hargassner

La demanda térmica en un edificio es muy variable a lo largo del año pero también lo puede ser durante el día. Estos cambios pueden depender de la climatología, de la demanda de ACS del momento o del tipo de distribución térmica en el edificio (fancoils, radiadores, suelo radiante, etc).

Por ello es importante que la caldera pueda adaptarse fácilmente a la demanda del momento. Para ello las calderas de pellets y astilla Hargassner son capaces de modular de manera muy flexible entre el 100% y el 30% de su potencia.

¿Por qué es importante que una caldera module?

A una caldera de biomasa le gusta funcionar de continuo, y no tener que arrancar y parar con frecuencia. Con la modulación se posibilitan ciclos de funcionamiento más largos, mejorando sustancialmente la eficiencia del sistema.

A continuación te contamos qué hace posible la modulación, y cómo afecta al rendimiento y las emisiones de la caldera.

Para que una caldera pueda modular, requiere de los siguientes elementos:

  • Un sistema de control que detecte de manera clara las variaciones en la demanda térmica y pueda influir en los diferentes elementos que intervienen en el funcionamiento de la caldera (sistema de alimentación, dosificación de aire, ventilador de humos, etc).
  • La sonda Lambda, que mide el oxígeno en los humos, informa al sistema de control sobre la calidad del combustible, posibilitando una alimentación más ajustada.
  • Los elementos que intervienen en el funcionamiento de la caldera deben de poder adaptarse de manera exacta a la potencia demandada. Es decir, que si hay que reducir en cierto porcentaje la potencia de la caldera, que estos sean capaces de disminuir de igual manera su actividad o capacidad. Por ejemplo, el sistema de alimentación debe de poder alimentar linealmente más o menos combustible, o el ventilador de humos ha de girar con más o menos revoluciones.
  • Muy importante es el diseño de la cámara de combustión para que se produzca una ignición eficiente y limpia también a mínima potencia. Para ello el material refractario es esencial, ya que posibilita mantener una alta temperatura de combustión incluso en momentos de baja demanda térmica. La geometría y diseño correctos favorecen además estos aspectos.
  • Y finalmente el combustible: un buen combustible es el que cumple los requisitos de calidad constante y homogénea. Los que son de mala calidad limitan en cierta manera una modulación eficiente y limpia. Aun así, la sonda Lambda es capaz de permitir a la caldera adaptarse en buena medida a estas variaciones.

Las calderas Hargassner modulan entre el 30 y el 100% de su potencia

Finalmente es importante destacar que las calderas Hargassner de pellets y astilla pueden modular de manera lineal entre el 100 y el 30% de su potencia: es decir que no dan saltos de potencia sino que se adaptan perfectamente a la demanda.

Modulación Hargassner

En el ejemplo de la imagen se muestra una gráfica de demanda térmica típica en una vivienda unifamiliar. Es importante seleccionar la potencia correcta de caldera para que se pueda cubrir de manera mayoritaria la demanda del edificio en el rango de modulación de la caldera.

Gracias a la modulación, las calderas Hargassner permiten variar su rendimiento entre el 30 y el 100% durante el tiempo. De esta manera se adaptan de forma muy eficiente a la potencia que necesitan producir en cada momento, ofreciendo un menor consumo y, por tanto, un ahorro energético considerable.

Related post

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR