Transporte y almacenamiento de pellets, consejos y métodos para un proceso óptimo.

Los pellets son un elemento básico dentro del sector de la biomasa. Es uno de los combustibles más utilizados y por eso te queremos contar más sobre su transporte y almacenamiento.

Antes de nada, ¿recordamos qué es un pellet?

Es un producto derivado de la madera utilizado como combustible gracias a su alto rendimiento calorífico. Los pellets se forman al granular y prensar el serrín y poseen una estructura de cilindro muy compacto.

Este tipo de combustible es muy utilizado en las instalaciones con calderas de biomasa.

Pellets

Dependiendo de su calidad, podemos encontrar diferentes tipos de pellets. Siempre certificado por el sistema ENplus®, las clases A1, A2 y B son los diferentes tipos de pellets que entran dentro de esta normativa. Si quieres más información sobre esta clasificación, visita nuestro post dedicado a la normativa y tipos de pellets.

ENplus® certifica tanto la calidad de los pellets como los procesos de producción y transporte.

Transporte de pellets

Como comentábamos anteriormente, el sistema ENplus® evalúa la logística del pellets siendo muy estricto y exigente en relación al transporte.

Los pellets se transportan en diferentes tipos de camiones dependiendo de su destino.

  • Camión basculante con caja: Si se trata de un viaje con grandes cantidades de pellet se suele utilizar el camión basculante. Se usa este tipo camión, gracias a su amplia caja, es idóneo para llevar el combustible a grandes distribuidores intermediarios, clientes con un alto consumo o a puertos para, por ejemplo, su exportación a otras zonas o países. 
  • Camión cisterna: Este tipo de transporte se utiliza para llevar el combustible al usuario final. El llenado del depósito de pellets de la instalación de biomasa se realiza mediante soplado.

Factores a tener en cuenta para su transporte y entrega

Siempre bajo el certificado ENplus®, los pellets han de seguir una serie de pautas para conservar su calidad y no perder ninguna de sus cualidades caloríficas.

Tanto en su transporte como en su entrega y posterior almacenamiento en un silo, los pellets tienen que estar totalmente aislados. Estamos hablando de un material que absorbe el agua con mucha facilidad, por tanto es muy sensible a la humedad.

Se deben extremar las precauciones a la hora de su transporte y entrega, sobre todo si en el momento de vaciar el camión llueve o nieva. El cuidado de los pellets también es un factor a tener en cuanta dentro del ENplus®. Los transportistas deben evitar que el combustible se rompa o se deshaga.

Por otro lado, también son importantes los aspectos directamente relacionados con la entrega del pellet.

El tipo de camión, la carretera por donde pasará, la ubicación del cliente y las mangueras de soplado son algunos de los factores a tener en cuenta para no ralentizar la entrega y no dañar el pellet.

La buena planificación de la entrega por parte del distribuidor ayuda en gran medida a mantener la calidad del combustible y a agilizar el proceso de llenado del depósito, ya sea prefabricado o de obra.

Almacenamiento pellets Hargassner

Los silos es el método utilizado para la provisión de pellets en instalaciones de biomasa. En anteriores entradas de este blog, analizábamos los diferentes tipos de silos que hay y sus funcionalidades.

Silos prefabricados

Silo textil HargassnerDentro de los silos de almacenamiento de pellets prefabricados, podemos encontrar los de tipo textil.

Este almacén textil permite disponer sencillamente de un espacio para el combustible que alimentará a la caldera de biomasa. Los silos textiles son fáciles y rápidos de montar y los podrás encontrar de varias medidas, para que se adapten a cualquier vivienda.

Hargassner dispone del silo GWT-MAX, que posee una capacidad de 7,6 toneladas.

Silos de obra

Otro método para el almacenar los pellets son los silos de obra. Este tipo de depósitos están fuera de la sala de calderas, lo que otorga más espacio dentro de la casa, y normalmente, se suelen enterrar en el jardín.

Es una alternativa muy recomendable si en la vivienda no existe suficiente espacio como para instalar un silo textil. El almacén de combustible de obra puede llegar a tener una capacidad de 10 toneladas y es fundamental que en su instalación se cuide su aislamiento. Recordemos que el pellet es un material muy sensible con la humedad ya que pierde calidad.

Silo de obra textil

Calderas pellets Hargassner

Dentro de la gama de calderas Hargassner existen varios tipos que tienen como fuente de combustible el pellet. La Nano-PK 6-32, la HSV 9-22 KW, la Classic 9-60 KW o la Eco-PK 70-120, Eco-PK 150-200 KW son algunos ejemplos.

Al disponer de tan distintos y variados modelos, las calderas de pellets Hargassner se ajustan a las necesidades y características sea cual sea el edificio, proporcionando un rendimiento óptimo en cualquier situación.

Hargassner Nano PK

ECO-PK70-120

 

Fuente de información: Guía Básica de transporte y almacenamiento de pellets de madera

 

Related post

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR